diumenge, 16 de setembre de 2012

Benvinguda, Aina!

Acabo de llegar de conocer a Aina. Es su primer día en esta vida. Un precioso bebé arcoiris que ha venido a llenar de luz y color la vida de sus padres y, de paso, también la mía. 

Me encanta que, sin saberlo sus padres, hayan elegido para ella el nombre que también lleva mi pequeña. Ella estaba en el mundo acuático de su mamá cuando yo tenía a mi Aina en el vientre. Así que su llegada me llena de alegría, de esperanza y de ilusión. 

Benvinguda, Aina! Et desig tota la felicitat del món en aquesta vida que ara comences. Besadetes dolces per a tu.

dimarts, 11 de setembre de 2012

Imágenes de cumpleaños

En este lugarcito hay un post "Imágenes para nuestra historia", que voy editando y completando con todas aquellas fotografias que me van regalando las mamás de SUA. Muchas de ellas tienen una habilidad especial para encontrarlas, para elegirlas. Es una manera más de crear recuerdos, de recrear los ojos, la mente y el corazón con bonitas imágenes. Cada vez que llega una, me enternece.

Esta vez me apetece recopilar en un lugar diferente las que han llegado para Júlia, para celebrar su primer cumpleaños en mi corazón. Sólo ellas pueden entender lo importante que es darle un significado especial a esta fecha.

Mil gracias Maira, Ceci y Elena.







diumenge, 9 de setembre de 2012

El camino del duelo

He hablado por aquí muchas veces de SUA. Son las siglas del foro Superando un aborto. Lo descubrí días después de perder a Aina y ha sido mi tabla de salvación muchas veces. Es un rinconcito donde madres, padres y familiares que han sufrido pérdidas gestacionales (algunas también perinatales), del tipo que sean, nos sentimos libres para hablar de nuestros sentimientos, de nuestros hijos e hijas, sin miedo a ser juzgad@s. Un lugar dónde estar acompañad@s, contenid@s, escuchad@s, respetad@s...

Al contrario de lo que mucha gente cree, no es lugar triste. Si es cierto que llegamos a él con mucho dolor, pero poquito a poco, nos acabamos contagiando de la esperanza, la ilusión y el amor que allí se respira.

Este es el enlace: Superando un aborto

Desde el foro nos propusieron un ritual: hacer un camino. Tiene un gran significado, ya que, como en el duelo, siempre se avanza, aunque nos vayamos encontrando con diferentes obstáculos. A veces el camino es más llano, pero a veces hay grandes cuestas, piedras... A veces tenemos que parar, por el cansancio, incluso retroceder... Pero incluso eso nos sirve para ver el camino ya hecho y todo aquello que nos acompaña a nuestro alrededor.

La idea era acompañarnos durante el camino por un molinete de viento para que nuestros pequeños y pequeñas lo hagan girar a través del viento.

Nosotros hicimos el camino ayer. Coincidiendo que había sido el aniversario de Júlia, quería visitar de nuevo el mar donde dejamos ir sus florecitas. Para llegar hasta él hay que hacer un camino, pero decidimos no utilizarlo y llegar al lugar  bordeando la costa. No es el camino fácil, pero el duelo nunca lo es.

Fue un momento muy simbólico para mí. Elegí un molinete en forma de flor y me puse el vestido que llevaba el último día que Júlia y yo pasamos juntas. El camino no fue fácil, pero llegamos, juntos. Y así volvimos, después de lo avanzado, por un camino mucho menos complicado.

Empezamos

Bordeando la costa

Montañas de algas

Piedras y charcos

Más algas

El camino recorrido

Rocas y agua

Llegamos al lugar

Aquí descansan mis pequeñas




El molinete girando al viento

Volvemos por el camino más llano

Juntos

dissabte, 8 de setembre de 2012

El papà

Júlia, quan vares partir el teu pare va escriure algunes coses per a tu. No les vull transcriure aquí perque són seves, però les tenc guardades amb els teus records. A més són paraules plenes de tristesa i ara ja no és moment per això. Ara el teu record és ple d'amor.

Però si hi ha una frase seva que voldria compartir aquí. La va escriure fa just un any, el dia després de la teva partida i m'agrada especialment perquè dins el mal que ens feia l'ànima aquell dia, va ser capaç de fer-me veure la part positiva. Diu així:

"Igualmente he abierto mi mejor vino para brindar por mi niña. No ha tenido la oportunidad de vivir y, aún así, nos ha dado momentos de mucha alegría. Para ella era y, a pesar de todo, se la merecía."

Celebrando

Ayer el papi y yo fuimos a celebrar nuestros 9 años juntos. Sí, el mismo día en que Júlia pasó de mi vientre de mi corazón (me encanta esta expresión, lamento no saber de quién la tomo prestada). Así que en nuestra cena también tuvimos unos minutitos para ella. Pensaba pedirme una tarta de postre, pero era menú degustación hindú, así que no hubo elección... Aunque, por otro lado, estaba buenísimo el vasito (imposible recordar y mucho menos escribir el nombre de esa especie de helado con semillas).


Me gusta decir que lo celebramos, porque suena alegre, a fiesta, porque es así. Nada tuvo que ver con la pena, con el dolor...

Seis meses después de perder a Aina creo que llevo un duelo bastante elaborado. He llegado a la aceptación. Claro que me acuerdo de mis hijas, pero su ausencia no duele, todo lo contrario, y, por ello, quiero seguir recordándolas. Soy consciente del camino hecho, de todo lo aprendido y de lo positivo que ha traído su partida.

Mi vida es bonita, sin necesidad de hijos terrenales. Si un día deciden venir estaré encantada. Pero si por cualquier razón no llegan, seré feliz igualmente. No me siento incompleta. ¡Mi vida está llena de tantas cosas bellas!

divendres, 7 de setembre de 2012

Un any sense tu (i mig sense ella)

Molts d'anys, estimada!

Ha passat un any, Júlia. Em costa de creure... M'agrada escriure't com avui, contenta. Encara que no pugui compartir la meva vida amb tu m'has deixat un grapat de coses bones,.. He aconseguit perdonar-me per tot allò que voldria haver fet amb tu i no vaig fer. He trobat la pau i ja sóc capaç simplement d'estimar-te, sense culpabilitats.

Arribares i partires el 7 de setembre, en el nostre 8è aniversari com a parella. Aquella data que triàrem, com la cançó. En aquells anys no sabíem com en seria de significativa per a nosaltres...

Aineta, menuda, no ens oblidem de tu i dels teus 6 mesos al món de la llum.

Vos estim, vos record i sóc feliç.